Empezó el II Encuentro Nacional de Capacitadores del Programa Nacional de Formación Permanente.

Buenos Aires, 6 de febrero de 2014.

 

Del 5 al 7 de febrero en la Ciudad de Buenos Aires, mil personas enseñan y aprenden sobre Nuestra Escuela. El plan que garantiza la formación universal, gratuita y en ejercicio para mejorar la calidad de la educación en todos los niveles y modalidades de instituciones de gestión pública y privada de todo el país. Financiado por el Estado nacional, bajo una lógica federal e intersectorial alcanza a 45.000 unidades educativas y a sus docentes. En 2014 serán 17.000 las escuelas destinatarias.

Ayer empezó el II Encuentro Nacional de Capacitadores del Programa Nacional de Formación Permanente (PNFP) “Nuestra Escuela que se lleva a cabo del 5 al 7 de febrero en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Este es el equipo que está haciendo Nuestra Escuela, garantizando la formación universal, gratuita, en ejercicio y de calidad para todos los docentes argentinos”, dijo el Secretario de Educación de la Nación, Jaime Perczyk frente a mil asistentes. Entre ellos estaban ministros de Educación de las provincias, representantes sindicales, equipos de conducción y capacitadores jurisdiccionales del PNFP, junto a funcionarios y técnicos del Ministerio de Educación de la Nación.

El Programa Nacional de Formación Permanente -dirigido a docentes de los cuatro niveles y las seis modalidades de instituciones de gestión pública y privada de todo el país- será financiado por el Estado nacional y se estructura bajo una lógica federal e intersectorial. Su escala es un desafío: alcanza a 45.000 unidades educativas y a sus docentes. En 2014 serán 17.000 las escuelas destinatarias.

La inauguración del II Encuentro Nacional de Capacitadores del Programa Nuestra Escuela se realizó en el Palacio Sarmiento del Ministerio de Educación. En la mesa de apertura estuvieron el ministro de Educación, Alberto Sileoni; el Secretario de Educación, Jaime Perczyk; la directora ejecutiva del INFD, Verónica Piovani; la ministra de Educación de Tierra del Fuego, Sandra Molina, y el ministro de Educación de Chaco, Sergio Soto.

Perczyk expresó que con este Programa de formación se protege y financia el derecho de todos los docentes a la formación continua, y esto redunda en una educación de calidad para todos. La ministra de Educación de Tierra del Fuego resaltó que permite “darnos la posibilidad de pensar qué escuela queremos y cómo la queremos”, recuperando el rol docente, contagiando “a los chicos la pasión por el conocimiento y por aprender”, haciendo que la escuela sea un lugar para todos. Molina destacó que los ministros de educación provinciales son parte de este proceso y este cambio. El ministro de Educación de Chaco dijo que “Hoy en la Argentina tenemos la posibilidad de una política pública para todos los trabajadores de la educación. Es un hecho que merece reivindicarse (…) Es una política pública universal, financiada por el Estado. Tenemos que transformarla en una herramienta de igualación”.

 

“No se construye de cero, se construye con historia” 

En sus palabras de bienvenida, Sileoni recordó que esta iniciativa se votó por unanimidad en el Consejo Federal. Para llevarla adelante se revisaron políticas previas de capacitación, “porque no se construye de cero, se construye con historia”. Este Programa representa una perspectiva de doble derecho: “formación permanente, gratuita y universal, para que esa formación se transmita a los derechos de los alumnos”. E invitó a que sea una oportunidad para discutir diversas cuestiones en las escuelas. Entre ellas, repensar por qué los jóvenes dejan los estudios, además de por razones familiares y económicas. “Los chicos se van de la escuela porque hay paros, hay escuelas inhóspitas, donde nadie recuerda el nombre de los chicos. Hubo quien dijo que ‘ustedes con las políticas sociales meten a la escuela a los que nosotros echaríamos’. Se debe garantizar que los docentes de sectores precarizados no dejen de enseñar”.

 

“La escuela alberga vidas y sueños”

Al hablar de la profesión docente, el ministro dijo que “no elegimos esta profesión porque sea fácil”. Sileoni invitó a retomar el sentido que llevó a cada uno a elegir esta profesión. “La escuela alberga vidas, alberga sueños y hay que desatarlos. No puede transmitir una pasión el que no la tiene”. Si no hay eso no es un aula, es un lugar. Debe ocurrir el estremecimiento de conocer algo nuevo cada día en el aula” expresó.

Para reforzar lo que genera un docente al inspirar a sus alumnos, Sileoni leyó una parte de la carta que Albert Camus envió a su profesor, después de haber ganado el premio Nobel:

“Cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continúan siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.”

El ministro cerró la mesa de apertura con unas palabras de la Presidenta de la Nación, Cristina de Kirchner “No podemos permitir paros a los pibes. Trabajo y educación para los jóvenes. Eso es lo que queremos.”.

Al finalizar la presentación, Verónica Piovani, para sorpresa del auditorio, invitó al escenario a Teresa Parodi, quien cantó un tema que compuso especialmente para la ocasión: “Nuestra escuela”. La cantante agradeció la invitación: “no olvido que fui maestra alguna vez y no quiero dejar de serlo”.

Después se abrió el panel de presentación del Programa, sus objetivos y alcances. Allí estuvieron la subsecretaria de Planeamiento Educativo, Marisa Díaz; el subsecretario de Equidad y Calidad Educativa, Gabriel Brener; la directora de Formación e Investigación del INFD, Andrea Molinari; la directora de Desarrollo Institucional del INFD, Perla Fernández del INFD; la coordinadora de la Mesa Pedagógica PNFP, Lizzie Wanger; el coordinador del PNFP, Walter Wallach y la directora ejecutiva del INFD, Verónica Piovani.

Tras presentar los materiales que se van a entregar a cada docente (serán en versión impresa y digital, de modo que todos puedan leerlos y trabajarlos), se compartió un banco de recursos audiovisuales donde se podrá encontrar materiales de guía y orientación que favorezca las discusiones entre los docentes de cada institución.

Piovani enfatizó que el trabajo de cada uno de los presentes ayudará a las escuelas a poder mirarse y a trabajar colectivamente. Y cerró diciendo que “todos somos los constructores de nuestro destino y esa tarea la hacemos todos los días el aula”.

Durante las jornadas los capacitadores trabajarán junto al equipo nacional de formadores, organizados por nivel educativo. Estos formadores replicarán las jornadas con los directivos de las 24 provincias que formarán parte de la primera cohorte del Programa.